Donde se fabrican ‘sueños olímpicos’

Donde se fabrican ‘sueños olímpicos’

- in Noticias
761
Comments

Por Jacobo Strimling | [email protected]

Charlotte, NC.- Cada cuatro años, con la realización de los Juegos Olímpicos de Invierno, nos acordamos que existe un deporte llamado ‘curling’. Costumbre eventual cuestionar si el ejercicio de deslizar piedras y ‘barrer’ el hielo es realmente un deporte. Reiterativo además es, que los que lo practican se convierten de nueva cuenta en el objetivo preferido de los bromistas.

Sin embargo, las mofas y chistes se les resbala tal como las piedras de granito sobre el hielo a los millones de ‘curlers’ que practican el deporte con seriedad y disciplina. Los cuestionados atletas en todo el mundo aprovecharon la cita de Pyeongchang 2018 para difundir su juego, y Charlotte, aunque ubicada en el Sur de EE.UU., no fue la excepción donde cuentan con un sitio para hacerlo.

Al norte de la ciudad, en Old Statesville Road, existe un club de entusiastas dedicado a ayudar al desarrollo el deporte del curling en el área. La Asociación de Curling en Charlotte (CCA) fue fundada precisamente durante los Olímpicos de 2010, y desde entonces ha crecido a más de 150 miembros, de todas las categorías y edades.

Por supuesto que es un deporte que todos pueden practicar, o al menos la gran mayoría cree poder hacerlo. La resistencia a intentarlo quizás sea por lo ‘ridículo’ que les podría parecer. Si bien no se requiere un atlético cuerpo, o poseer enorme fuerza física, ciertas habilidades son necesarias, como pudimos constatar en visita de HOLA News a sus instalaciones.

El curling es un deporte de precisión y de equipo, en el que existe alguna similitud con las bolas criollas, la petanca o el shuffleboard, aunque este se practica en una pista de hielo. Quienes han lo han visto por televisión, o han vivido la experiencia de verlo en vivo, entienden que dos equipos de cuatro participantes compiten entre sí deslizando ocho piedras de granito de 20 kg cada una sobre un corredor de 45,5 metros (146 pies) de longitud y 4,75 metros (15 pies 7 pulgadas) de ancho.

Una vez efectuado el lanzamiento, los ‘barredores’, provistos de cepillos, acompañan a cada piedra actuando sobre la superficie de hielo para facilitar su avance o variar su dirección mediante el lijamiento o friccionamiento del hielo, pero siempre sin tocar la piedra. Una vez realizados todos los lanzamientos, los puntos se otorgan en función de la cercanía de estas piedras a la diana marcada en el centro al final del pasillo.

Celebraciones y risas

En cumplimiento con la actual fiebre olímpica la Asociación Charloteana de Curling realizó el pasado fin de semana varios eventos en los que interesados y curiosos pudieron aprender más del deporte de las piedras y escobas.

La canadiense, Carolyn McRorie, medallista de plata en 2010, impartió lecciones que incluyó una breve introducción fuera del hielo y,  luego,  sobre la superficie congelada se practicó el barrido deslizamiento y puntuación.

Desde su ‘warm room’, que cuenta con bar abastecido de cervezas locales y vinos, se observaban las prácticas y competencias programadas para la ocasión, en un relajado ambiente. Sus instalaciones sirvieron además como punto de reunión para observar en los televisores las imágenes de las distintas disciplinas olímpicas.

Clausurados los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, pero el centro de Curling de Charlotte permanece abierto todo el año con el refrán “donde se fabrican sueños olímpicos”. Abierta también está la invitación por parte de sus asociados a conocer el deporte que aman.

“Se trata”, tal como dice Steve McKeem de CCA  “de inclusividad. Se trata de camaradería. Se trata del trabajo en equipo y de animarse mutuamente. Es sobre un grupo como un todo”

Dejando a un lado la parsimonia de este deporte, su lado inclusivo hace despertar los sueños de participar en la próxima cita olímpica.  Será que algún ‘curler’ de Carolina del Norte participe en Pekín 2022, eso está por verse. Muchos querrán representar a su país, deslizando la piedra o lijando el hielo, y para ello la práctica y la disciplina son necesarias.

Así que, ya se para comenzar tu sueño olímpico, o solo para pasar un momento de sana diversión y alta competitividad, atrévete a practicar el curling. De una u otra forma las risas están garantizadas.

The Charlotte Curling Association
6525 Old Statesville Rd.
Charlotte, NC 28269
Para más información y calendario de eventos consulta:
www.charlottecurling.com

About the author