Tamalería Laurita: La Pionera

Tamalería Laurita: La Pionera

- in Sabores que conquistan
2175
Comments

Jacobo Strimling | [email protected]

Charlotte, NC.- Importantes en la dieta de los mexicanos y populares en fiestas y celebraciones, los tamales  han sembrando raíces, desde casi dos años, en la Ciudad Reina a través de la Tamalería Laurita, la pionera de esta tradición culinaria de México.

El proyecto nació bajo la iniciativa de Laura González, una emprendedora mujer que comenzó, desde que llegó de su natal Huixtla, una pequeña ciudad en el estado mexicano de Chiapas, a la Ciudad Reina.

“Al principio vendía los tamales  solo en los apartamentos”,  recuerda la cocinera y empresaria en el local que presume de ser la primera tamalería de Charlotte. Años antes, los tradicionales platillos se vendían en una ‘lonchera’ que conserva el mismo nombre y que aún utiliza en los tiempos de frío para el deleite de su clientela.

“De chile, de dulce y de manteca” , dice el proverbio popular mexicano que hace referencia a la variedad de tamales y que se utiliza para decir que hay para todos los gustos en diferentes contextos.  En el caso de Laurita, los hay de pollo en salsa roja, verdes de cerdo, de mole; envueltos en hoja de plátano y en hoja de maíz. Hay los de postre y hasta opciones vegetarianas, como los de rajas y queso.

Otro dicho popular de México donde el tamal es protagonista reza que “el que nació pa’ tamal, del cielo le caen las hojas”, que se entiende como una sentencia del destino que tendrá la vida de alguien y alude a las personas que se no se conforman y buscan progresar. Tal frase también se podría referir a González, quien, por cerca de dos décadas, y desde las primeras horas de la mañana comienza a preparar los platillos que confortan a su fiel y creciente clientela.

“Me gusta el trabajo, disfruto hacer los tamales. Lo hago con mucho amor. Cuando algo se hace así te da buenos resultados”, asegura  Laurita en el local que tiene un pequeño espacio de comedor, pero una amplia área de cocina donde además de realizar los platos que se originaron en Mesoamérica, prepara “comidas muy caseras”, que nos transportan, con su sazón, a nuestros países de origen.

Delicia de las Américas

La evidencia arqueológica muestra al tamal como parte de la vida cotidiana de algunas culturas de prehispánicas, además de usarse en rituales religiosos, ofrendas y tumbas. En la era precolombina, los aztecas comieron tamales con todo tipo de rellenos, así como sin relleno.

Populares también se han hecho los tamales entre los nativos de Estados Unidos, sobre todo después de una reseña realizada por el historiador Tom Hanchett y que se publicó en el periódico ‘Charlotte Observer’.

“No nos los esperábamos”,  dice González sobre la sorpresa de encontrar a ‘americanos’ entre las largas filas de gente que se forman para adquirir sus exquisiteces, muestra viva que Laurita ha conquistado corazones y paladares.

Con los tamales que vende, que en promedio se acercan a los 400 al día, González  ofrece otras delicias de la gastronomía mexicana como el pollo con mole, bistec ranchero, chiles rellenos y,  por supuesto,  los otros platos favoritos de los muy afectos a la ‘vitamina T’, las tortas y los tacos.

Y así, al término de la visita a la ‘Tamalería’ de Charlotte la conclusión no podría ser mejor que con otro refrán mexicano, “Para todo mal, un Tamal, para todo bien, también”.

Tamalería Laurita
809 E Arrowood Rd,Ste 2100
Charlotte, NC 28217
704-595-7306

About the author